A veces hace falta un amigo sincero que te diga las cosas.